Un día en Barcelona

En esta nueva sección os propondremos un recorrido por diferentes ciudades para aquellas ocasiones en las que solo disponemos de unas pocas horas para visitarlas. Se trata de recorridos cortos en cuanto al tiempo pero intensos ya que intentaremos captar la esencia de cada lugar en menos de 24h. La primera es Barcelona, ya que he vivido aquí durante una larga temporada y la conozco muy bien. Barcelona es una ciudad grande pero a la vez muy asequible, con lo que en un día podremos visitar las principales zonas y lo más representativo, aunque claro esta para conocer la ciudad en profundidad se necesitarían unos 3 días.

sagrada_familia

Comenzaremos nuestro recorrido en el monumento más representativo, la Sagrada Familia. Si no disponemos de mucho tiempo, no recomiendo entrar a visitarla ya que tendremos que realizar una larga cola para acceder a su interior. De todas formas si aún así no queremos perdernos esta maravilla del modernismo se puede pedir cita por su web. Una vez hemos terminado, nos dirigiremos hacia el Paseo de Gracia. Podemos hacerlo andando que nos llevara unos 20 minutos por la calle Mallorca todo recto, o bien en trasporte público con la línea L5 de metro Sagrada familia y bajando en la parada Diagonal. Una vez en el Paseo de Gracia se aglomeran muchas de las construcciones modernistas más famosas de la ciudad así como las tiendas más prestigiosas, la Pedrera o Casa Milà, la casa Batllo, casa Ametller y lo que se conoce como la Manzana de la discordia situado entre las calles de Aragón y Consejo de Ciento. Se trata de un conjunto de cinco edificios: la Casa Lleó Morera de Lluís Domènech i Montaner, la Casa Mulleras de Enric Sagnier, la Casa Bonet de Marcel·lià Coquillat, la Casa Amatller de Josep Puig i Cadafalch y la Casa Batlló de Antoni Gaudí. Si necesitamos tomar un tente en pie de media mañana recomiendo el Forn de Sant Jaume, situado en el número 50 de Rambla Catalunya, paralela al Paseo de Gracia sus Croisants y chocolates son deliciosos!

casa-batllo

Seguiremos caminando dirección al mar hasta llegar a la Plaza Catalunya, el punto más céntrico de la ciudad y donde existe más concentración de personas que van de un lado al otro. Si necesitamos un punto de conexión wifi podemos encontrar el Apple Store en donde hay buena calidad de señal y completamente gratuita. Desde plaza Catalunya seguiremos bajando por la Avenida Portal del Ángel hasta llegar hasta la plaza de la catedral, mi recomendación es recorrer las callejuelas adyacentes y perdernos un poco hasta llegar a la plaza del ayuntamiento y así disfrutar de la arquitectura gótica que ofrece esta parte de la ciudad. Una vez en la plaza Sant Jaume, en donde se encuentra el ayuntamiento y la Generalitat, principales órganos de gobierno, podemos disfrutar de un delicioso bocadillo en un local de fama reconocida en la ciudad “Conesa” lo encontraréis fácilmente en una de las esquinas, ya que siempre se forman colas en la puerta. Tienen bocadillos de todo tipo incluso para vegetarianos, veganos y celíacos, seguro que encontráis el vuestro.

Desde la plaza Sant Jaume nos dirigiremos por la calle Ferran hacia las ramblas, en este tramo del recorrido podremos ver la plaza real otro de los puntos concurridos de la ciudad y donde se mezclan tanto turistas como locales, y personajes de diferentes artes, cantantes, magos y lo que se te pueda ocurrir! En las ramblas podemos visitar el teatro Liceo y disfrutar del ambientillo guiri, eso si, ojito con las carteras!

800px-Barcelona_-_Plaça_Reial

 

 

Una de las cosas que más caracteriza a esta ciudad es el mar! Así que no podemos dejar la ciudad sin hacernos un selfie con la playa de fondo. Así que bajaremos ramblas hacia abajo sin perder a Cristobal Colón de vista, recomiendo un paseo por la zona portuaria hasta llegar al barrio de la Barceloneta, recorrer el paseo marítimo de punta a punta, nos dará la sensación de haber huido por unos instantes del bullicio de la ciudad, y estar alejados del tráfico disfrutando de la puesta de sol mientras nos tomamos algo en alguno de los múltiples bares y chiringuitos que existen, mi favorito es el Surfhouse Barcelona (Carrer l’Almirall Aixada, 22) para una merienda o una cervecita, pero si ya se os ha hecho la hora de cenar, os recomendaría el vaso de oro (Calle de Balboa, 6) o El Guindilla (Plaça del Poeta Boscà, 2).

 

Si en este punto del recorrido aún tenéis ganas de disfrutar de la noche Barcelonesa, podéis ir a una de las discotecas más famosas de la ciudad el Shoko (Passeig Marítim Barceloneta, 36) y lo mismo que habéis visto el anochecer, podréis disfrutar de un nuevo amanecer!

barcelona_amanecer

No Comments

    Leave a reply